Se conmemora el Día Mundial del Libro y el Derecho de Autor

La Secretaría de Cultura, a través de la Dirección General de Bibliotecas (DGB), conmemoró el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor durante el Biblioencuentro -conversatorio virtual-, donde se destacó que celebrar al libro es festejar a la palabra, los escritores, los lectores, el personal bibliotecario, la tinta y la imaginación.

Las y los participantes resaltaron el papel de la lectura como medio de formación e información de las personas y de los recintos bibliotecarios como guardianes del libro. Se recordó que en 1995 la UNESCO realizó la declaración del 23 de abril como Día mundial del libro y del derecho de autor, ya que en esta fecha coinciden los fallecimientos de los escritores William Shakespeare, Miguel de Cervantes e Inca Garcilaso de la Vega.

En su participación, José Miguel Pérez-Porrúa, director administrativo de Editorial Porrúa, mencionó: “Para nosotros, todos los días son el día del libro. Tenemos 121 años de tradición editorial. Todos los días estamos imaginando y llevando a cabo actividades para crear lectores. Todo nuestro trabajo se desarrolla alrededor del libro. Es un proceso que incluye recibir la propuesta de estos, leerlos, obtener los derechos de autor, hacer una corrección de estilo, realizar la maquetación, obtener la aprobación del autor, imprimirlos y ponerlos al alcance del público. Cada libro es especial”.

Por otra parte, Aneleé Rossell, cofundadora de la editorial independiente “La hoja doblada”, consideró que el libro impreso no desaparecerá, especialmente el dirigido a las niñas y los niños, ya que “al entrar en una librería, los pequeños se sienten atraídos por los libros, los toman, los hojean, ven las ilustraciones, se sientan en un sillón o las escaleras y toman de la mano a sus padres para que se los lean. Muchas veces los niños son la motivación para que los mayores se reencuentren con la lectura”.

Tomando en cuenta que el 23 de abril también es el Día del derecho de autor, además se habló sobre los desafíos que enfrentan las editoriales debido a la piratería de libros y al cierre de puntos de venta como consecuencia de la COVID-19. 

Las personas participantes coincidieron en que en las bibliotecas públicas se encuentra parte de la solución a la piratería: en fortalecerlas, ampliar sus acervos para que los estudiantes puedan asistir a consultar libros que de otro modo leen en PDF o copias. Además, agregaron, en la biblioteca pública se debe recuperar la tradición de cuidar el libro: no subrayarlo, no mutilarlo.

Por parte de la DGB, de la Secretaría de Cultura, participaron Rodrigo Borja Torres, director general, y Claudia Izquierdo, directora de Apoyo Bibliotecológico de dicha entidad.

Los Biblioencuentros son un diálogo con el personal de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas como parte de “Contigo en la distancia”. Se transmiten en vivo los martes, cada quince días a las 11:00 horas por el Facebook oficial de la DGB y diferidos en el canal de YouTube de la institución.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s